Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

ESPAÑA FINALIZA LA ACTIVACIÓN DE SUS UNIDADES COMO FUERZA DE RESPUESTA DE LA OTAN

13/01/2006 Twitter

El Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de Bétera ha finalizado el período de disponibilidad como Cuartel General del Mando Componente Terrestre de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF), que se inició el 1 de julio de 2005. El pasado 10 de enero se celebró en el Cuartel General del Mando Conjunto de la OTAN, con base en Lisboa, la ceremonia de transferencia de autoridad entre las rotaciones quinta y sexta de las (NRF). 

 El esfuerzo de las Fuerzas Armadas españolas en este quinto periodo de la NRF ha sido muy importante. La contribución ha ascendido a 8.450 militares de los tres Ejércitos (7.000 del Ejército de Tierra, 1.200 de la Armada y 250 del Ejército del Aire) resaltando el papel de las unidades del Ejército de Tierra dado el liderazgo nacional del componente terrestre.

Además del Cuartel General de Bétera, se mantuvo a disposición de la OTAN una unidad tipo brigada con tres batallones de Infantería ligera y las unidades de apoyo al combate y logísticas, y se lideró el Batallón de Defensa Nuclear, Químico, Biológico y Radiológico (NBQR). La Armada aportó una fragata, un buque cazaminas, un buque de aprovisionamiento logístico y su participación con buques y unidades de Infantería de Marina en la Fuerza Anfibia Hispano-Italiana (SIAF). La participación del Ejército del Aire se concretó en un escuadrón con seis aviones de caza 'Mirage'  F-1, un avión de reabastecimiento en vuelo y diversas unidades y personal de apoyo a la base aérea desplegable.

Durante el periodo de liderazgo español en la NRF, el Consejo Atlántico de la OTAN aprobó la operación de ayuda humanitaria a Paquistán como consecuencia del terremoto del 8 de octubre, conocida como operación 'Respuesta Solidaria', cuya ejecución implicaba la activación de esta fuerza de la OTAN y, por tanto, la aportación de determinadas fuerzas comprometidas en la NRF-5. Es la primera ocasión en que esta fuerza participa en una misión de ayuda humanitaria.

Ello ha supuesto para España la participación en la operación de la OTAN con un contingente de 370 militares constituido por una fracción del Cuartel General de Mando del Componente Terrestre y diversos elementos de apoyo al mismo, una plana mayor del Batallón de Ingenieros, una Compañía de Ingenieros y un Elemento Nacional de Apoyo que incluía un hospital para asistir al contingente nacional.

La NRF es un conjunto de fuerzas multinacionales, de alta disponibilidad, tecnológicamente avanzadas, conjuntas, flexibles, desplegables, interoperables y sostenibles. Está capacitada para cumplir misiones de forma independiente o como parte de una fuerza de mayor entidad, para las operaciones militares de gran alcance de la Alianza Atlántica. Podrá desplegarse rápidamente en cualquier escenario y sostenerse por si misma durante un mes.

Esta fuerza está compuesta por las contribuciones nacionales de los países de la Alianza. La estructura de la NRF se forma con un Cuartel General Conjunto Combinado desplegable (DJTF HQ) basado, por rotación, en uno de los tres cuarteles generales regionales de los que dispone la OTAN. De éste dependen los cuatro mandos componentes (Tierra, Mar, Aire y Operaciones Especiales) con sus respectivos cuarteles generales y fuerzas asignadas.

La OTAN acordó crear la NRF en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de Praga, en noviembre de 2002. El concepto de la fuerza quedó definido y aprobado en la reunión de ministros de Defensa de Bruselas de junio de 2003. La puesta en marcha definitiva se aprobó en la reunión informal que mantuvieron los ministros de Defensa a principios de octubre de 2003.