Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

BONO CONSULTA AL PARLAMENTO EL ENVÍO DE UN BATALLÓN PARA GARANTIZAR LA SEGURIDAD DE LAS ELECCIONES GENERALES EN AFGANISTÁN

22/06/2005 Twitter Todos los grupos salvo IU-ICV apoyan la nueva misión

El Gobierno tiene previsto el envío de un nuevo contingente militar a Afganistán para velar por la seguridad de las elecciones generales, que se celebrarán en este país el 18 de septiembre. Este envío fue anunciado esta mañana en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados por el ministro de Defensa, José Bono, ante la que compareció para elevar esta consulta al Parlamento.

Bono señaló que de este modo el Gobierno cumple con lo que hasta hace poco más de un año era una promesa electoral, ahora es "una práctica regular" y si se aprueba la reforma de la Ley de la Defensa Nacional, será "exigencia legal" consultar al Parlamento las misiones de las Fuerzas Armadas en el exterior.

Esta misión, se prolongará durante unos noventa días y tendrá un coste de 26 millones de euros. Contará con 500 militares del Batallón de Infantería Ligera San Quintín de Siero (Asturias), formado por tres compañías de fusiles, una de mando, y otra más reducida de servicios que incluirá ingenieros y desactivadores de explosivos.

Al mando del Batallón estará el teniente coronel Julio Herrera Isla y está previsto que se despliegue durante el próximo mes de julio, en la zona de Herat, enclave cuyo mando militar corresponde a España desde el pasado 1 de junio.

Entre sus misiones se incluirán las actuaciones conjuntas con la policía y el Ejército afgano, la seguridad de instalaciones que son claves para el proceso electoral, el transporte de personal y material, así como la vigilancia y la seguridad el día de las elecciones y el apoyo logístico mientras dure todo el proceso.

También, José Bono, consultó al Parlamento la participación de nuestro país en la misión de la OTAN en la vigilancia del espacio aéreo de las Republicas bálticas, Letonia, Estonia y Lituania.

Esta misión tiene un carácter rotativo entre todos los países de la Alianza Atlántica debido a que estos nuevos integrantes carecen de medios para vigilar su propio espacio aéreo, lo que supondría señaló Bono "un punto débil muy fácil de detectar por cualquier adversario o terrorista".

En ella participarán cuatro aviones 'F-1' pertenecientes a la Base de los Llanos (Albacete) apoyados por una dotación entre 35 y 40 personas y su misión de vigilancia se ejercerá entre el 1 de Agosto y el 30 de noviembre de 2006, y el coste de la misma ascenderá a 1,3 millones de euros.

Estas dos misiones exteriores, que el ministro de Defensa llevó hoy a consulta al Parlamento, contaron con el apoyo de todos los grupos políticos a excepción de IU-ICV.