Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

DEFENSA CEDE AL AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAIRA LOS POLVORINES DE 'LA ESPADILLA'

11/11/2004 Twitter

El Ministerio de Defensa, representado por el director de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Defensa, Julián Sánchez Pingarrón, firmó ayer con el alcalde de Alcalá de Guadaira, Antonio Gutiérrez Limones, un acuerdo de cesión de los terrenos de 'La Espaldilla', unos antiguos polvorines que habían quedado en desuso por parte del Departamento que dirige José Bono.

A través de este convenio con el Ministerio de Defensa, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira dispondrá de 250.000 metros cuadrados, adquiridos por 3,5 millones de euros a través de la empresa municipal Innovar S.A.

La alta demanda de suelo industrial que, según el regidor alcalareño, existe por parte del sector se verá satisfecha en buena parte con este acuerdo, que permitirá urbanizar los terrenos y destinarlos a la creación de un parque empresarial que facilite la instalación de todo tipo de empresas, así como la creación de empleo y riqueza para la localidad hispalense, en particular, y la región en general.

Alcalá de Guadaira posee una situación privilegiada para el cometido que se pretende dar a los antiguos polvorines, pues se haya situada en el entorno de Sevilla, por lo que constituirá una importante operación urbanística, que mejorará e integrará el resto de polígonos y suelo industrial, al tiempo que facilita su salida hacia las principales vías de comunicación por carretera.

El Ministerio de Defensa considera muy satisfactoria esta operación, inmersa en la política del Gobierno, que busca mejorar la calidad de vida de los ciudadanos mediante la enajenación de suelo público y evitando en todo momento la especulación con el mismo. Además, se cumple el compromiso de colaboración con las instituciones para llegar a este tipo de acuerdos, el cual, en este caso, resultó especialmente fructífero gracias al esfuerzo del alcalde Antonio Gutiérrez y su equipo, que tuvieron desde el principio un proyecto claro y viable sobre el uso que querían dar a los antiguos polvorines de 'La Espaldilla'.