Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

COMPARECENCIA ANTE LA COMISIÓN DE DEFENSA DEL CONGRESO

07/07/2004 Twitter BONO: EN EL ACCIDENTE DEL YAK 42 "HA FALTADO DESDE EL PRINCIPIO LA NECESARIA TRANSPARENCIA"

El ministro de Defensa, José Bono, informó ayer a la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados de "toda la verdad" sobre el accidente del Yak 42 y ha lamentado la falta de "la necesaria transparencia" sobre sus posibles causas y la identificación de los 62 militares españoles fallecidos.

José Bono dijo que el presidente del Gobierno quiere que el Parlamento conozca toda la información disponible en el Departamento y que algunos familiares de los fallecidos le manifestaron en Turquía que "no tendrían paz ni capacidad para el perdón mientras no conociesen la verdad".

El titular de Defensa ha expuesto numerosos datos que demuestran que -a su juicio- el anterior Gobierno no dijo toda la verdad sobre las posibles causas del accidente y sobre las pruebas de identificación de los fallecidos. También ha dicho que nunca se debió contratar el Yak 42.

Sobre el accidente manifestó que la responsabilidad del piloto parece clara, aunque no fue toda de él, ya que la tripulación llevaba más horas de vuelo de las debidas y estaba cansada, según ha comunicado por escrito el jefe de la comisión internacional que investiga las causas del accidente, quien también ha informado que el comandante del avión no había aterrizado antes en Trebisonda y que el segundo piloto era un ingeniero de vuelo sin experiencia al mando de una aeronave, y ha denunciado que Ucrania se niega a identificar quién de los dos pilotaba el avión en el momento del accidente.

Respecto al avión, dijo que este modelo -que entre los países de la OTAN sólo contrataban España y Turquía- había sufrido ya siete accidentes antes del que causó la muerte de los militares españoles y que él "nunca hubiera dejado volar a sus hijos ni a nuestros militares en ese avión", en el que desde un mes y medio antes del accidente no funcionaba la caja de registro de voz. Además, la compañía propietaria del avión hizo planes de vuelo falsos.

José Bono denunció también que hubo demasiados intermediarios en la contratación del avión y ha desvelado que el coste por pasajero fue de 1.241 euros en el Yak 42 y de 923 euros en Air Europa, la compañía que ahora traslada a los militares españoles.

El ministro también recordó que había 12 quejas sobre los vuelos en este tipo de aviones, dos de ellas relacionadas con cuestiones de seguridad, y un informe del Centro de Inteligencia del Ejército de Tierra al Estado Mayor de la Defensa en el que advertía que "se estaban corriendo altos riesgos al transportar personal en aviones de carga fletados en países de la antigua URSS, su mantenimiento es como mínimo muy dudoso". También dijo no entender por qué España no ejerció el derecho de inspección de las condiciones de los aviones que contemplaba el contrato. Además, Noruega había desechado su uso por irregularidades y deficiencias de mantenimiento, atendiendo una queja similar a la que en España fue desatendida.

En cuanto a las identificaciones de los cadáveres, los médicos españoles realizaron 30 en tan solo 3 horas y 25 minutos y tras practicarse las pruebas de ADN se ha sabido científicamente que en 22 casos fueron erróneas. Al respecto, José Bono considera que se actuó con prisas para "cumplir con un horario disparatado y preestablecido para enterrar a los fallecidos".
José Bono reiteró su compromiso con las familias y la verdad y ofreció todo el apoyo y transparencia para la correcta identificación de los restos de los fallecidos, acciones para dignificar la memoria de los fallecidos y que ningún responsable de errores graves permanezca en la cadena de mando, "aunque no considera justo que sólo se mire a los uniformados cuando de errores se trata". También anunció que propondrá al Consejo de Ministros un anteproyecto de Ley sobre indemnizaciones para la participación en misiones en el exterior.

Finalmente, dio las gracias a los familiares de los fallecidos, les ha pedido perdón por el sufrimiento que podría haberse evitado y pide que siempre se recuerde a quienes murieron en Turquía.

Más Info

  • El Ministro de Defensa, D. José Bono durante su intervención en la Comisión correspondiente del Congreso donde expuso, a petición propia, durante más de una hora sobre el accidente del Yak-42.
© Copyright 2015 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00