Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

LA SITUACIÓN EN KOSOVO VUELVE A LA CALMA TRAS LOS INCIDENTES DE LA PASADA SEMANA

24/03/2004 Twitter

La municipalidad de Istok, zona de responsabilidad del contingente español en Kosovo, se encuentra en situación de calma, tras los incidentes Mitrovica entre albanokosovares y serbios ocurridos el pasado miércoles en Kosovska así como en varias localidades de Kosovo. Son los incidentes más graves ocurridos desde 1999, año en que las Naciones Unidas asumió la administración de la provincia y desplegó la Fuerzas de la KFOR para garantizar el proceso de consolidación de la paz y estabilidad en Kosovo.

Durante esos días, la zona de responsabilidad española ha permanecido en relativa calma, salvo algún acto en señal de protesta como algunas barricadas y cócteles incendiarios. Las medidas de seguridad y prevención tomadas por las tropas españolas fueron el aumento de las medidas de autoprotección, la presencia constante de patrullas en las rutas, localidades y zonas rurales, así como un aumento de los puntos de control, protección y vigilancia en los reasentamientos serbios de Osojane y Suvi Lukavac. Estas medidas se mantienen en la actualidad para prevenir incidentes.

Los disturbios que se produjeron en Kosovska Miytrovica se extendieron por todo Kosovo, provocando enfrentamientos más violentos en localidades del centro de la provincia, como Obilic, Kosovo Polje, Caglavica y Gracanica.Asimismo, en Gjilane, Vitina y Urosevac, localidades del Suroeste de Kosovo, instalaciones y vehículos de Naciones Unidas sufrieron ataques vandálicos. En Prizren, Djakovica y Pec, se produjeron enfrentamientos con las fuerzas de la KFOR que intentaban minimizar los efectos de los ataques contra iglesias y casas serbias que habían sido incendiadas.

Al triste balance de una treintena de muertos y más de 600 heridos, hay que añadir la destrucción de más de una veintena de iglesias y monasterios y 250 casas serbias. En la actualidad, alrededor de 1000 desplazados han sido acogidos en campamentos de KFOR.