Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

Patricia Flakstad

05/07/2012 Twitter

IV Premio Soldado Idoia Rodriguez

Patricia Flakstad 

Patricia Flakstad

 

Entrevista

“Tan importante es ganar la guerra como ganar la paz”

La capitán de fragata de la Real Marina noruega Patricia Flakstad preside desde hace un año el Comité de Perspectivas de Género de la OTAN , institución que acaba de distinguir el Ministerio de Defensa español con el IV Premio Soldado Idoia Rodríguez, mujer en las Fuerzas Armadas.

Poco después de recogerlo asegura que este reconocimiento supone un gran incentivo para seguir implementando la perspectiva de género en la Alianza y que «contribuirá a hacer su labor más visible entre aquellos miembros que aún no son conscientes de la importancia que tiene la perspectiva de género como un valor multiplicador de la fuerza en las operaciones militares».

Esta institución internacional nació en 1973 bajo el nombre de Comité de Mujeres en las Fuerzas de la OTAN y no fue hasta 2009 cuando adoptó su actual denominación.

Fue reconocida por el Comité Militar de la Alianza Atlántica en 1976 y, diez años más tarde, en 1986,España se incorporó a la misma, antes incluso de que las mujeres formaran parte de nuestras Fuerzas Armadas.

P.¿Cómo funciona el Comité?
R.Se reúne como mínimo una vez al año aunque puede ser convocado por su presidenta o por el Comité Militar de la OTAN.

Está gobernado por un órgano ejecutivo elegido cada dos años y formado por una presidenta —tiene que ser mujer—, una presidenta electa—será quien sustituya a la anterior— y dos vicepresidentes que pueden ser tanto hombres como mujeres.

Patricia Flakstad, presidenta del Comité de Perspectiva de Género de la OTAN

Cuenta con una oficina permanente en Bruselas, con un responsable y un asistente. Desde el próximo 1 de septiembre, el jefe de la oficina será el teniente coronel español Jesús Gil Ruiz, que se convertirá así en el primer hombre que ocupe este puesto.

Todos los países de la OTAN así como las naciones asociadas pueden participaren sus actividades aunque éstas últimas no tienen acceso a la información clasificada ni participan en algunas decisiones.

P.¿En qué está trabajando actualmente el Comité que usted preside?
R.Sus principales proyectos se analizan en la reunión anual, que normalmente dura cuatro días. En 2012, el tema principal fue la incorporación de las perspectivas de género en el proceso de planeamiento de las operaciones y gestión de crisis de la OTAN.

Participaron 55 delegaciones de países miembros, naciones asociadas y representantes de los cinco mandos de la Alianza entre los que había expertos en materia de género y en planificación de operaciones.

El resultado de la reunión fue muy satisfactorio y ya hemos realizado varias recomendaciones al Consejo del Atlántico Norte, al Comité Militar de la OTAN, al Mando Supremo Aliado en Europa y a los dos mandos de segundo nivel de Nápoles (Italia) y Brunssum (Holanda).

P.¿Cuáles son los principales proyectos de cara al futuro?
R.Creo que hay que seguir incidiendo en lo importante que es incluir la perspectiva de género en las operaciones. Para ello debemos intercambiar información sobre la materia entre los países miembros de la OTAN , las naciones asociadas y la estructura de mando de la Alianza.

Y, además, enlazar con las organizaciones internacionales que quieran incluir la perspectiva de género en operaciones.

La finalidad de estos contactos es aconsejar a los líderes de la OTAN para que actualicen sus doctrinas en base a las últimas informaciones de las que disponemos.

En la última reunión también comprobamos que era necesario reforzar la presencia de expertos de género dentro del Comité Militar de la Alianza.

P.¿Cómo valora el curso de asesores de género en operaciones que organizan conjuntamente España y Holanda?
R.Me parece muy interesante por varios motivos. Uno de los mayores desafíos al que nos enfrentamos es explicar claramente el concepto de género, y este curso lo hace de una manera correcta y lógica.

Además, desde que la ONU aprobó en 2000 la Resolución 1325 sobre Mujeres, Paz y Seguridad muchos países han incluido esta perspectiva en sus documentos y en sus actuaciones pero la transversalidad de este trabajo, que se tenga en cuenta a todos los niveles, es imposible si no existe una plataforma donde los interesados puedan conectar, aprender, discutir e intercambiar puntos de vista.

Y este curso puede ser ese punto de encuentro que permita asumir la perspectiva de género con un enfoque integral.

P.¿El trabajo del Comité se conoce dentro de la Alianza Atlántica?
R.Se conoce al Comité pero no muy bien el trabajo que realizamos. Sin embargo, creo que cada vez somos más visibles sobre todo desde que en el año 2009 se cambió el nombre, una modificación que trajo consigo un cambio en el enfoque que se tenía sobre la importancia de la mujer en los conflictos y en la guerra.

Ahora se piensa que no es tan importante ganar la guerra como ganar la paz, conquistando también los corazones y las mentes de la población, tanto de las mujeres como de los hombres.

P.¿Tiene recursos suficientes?
R.De momento sí, pero hay que cambiar algunas cosas para afrontar nuevos desafíos.

Creo que el Comité Ejecutivo tiene pocos miembros y su puesto lo compaginan con sus trabajos nacionales. Necesitaríamos, al menos, otros dos.

Otro problema es que los gastos de la reunión anual del Comité corren a cargo de la nación que lo preside. En las últimas elecciones, muchos países presentaron candidatos a la presidencia electa pero la mayoría se retiró al enterarse de que debían cubrir los gastos.

Necesitamos un modelo financiero que no comprometa a la nación de la presidenta.

Pero hay países, como España, con los que podemos contar. Así lo demuestra el premio que nos ha dado, el curso de asesores de género, el trabajo del Observatorio y su modelo de integración dela mujer en las Fuerzas Armadas.

Entrevista realizada por Elena Tarilonte.  Revista Española de Defensa núm 286. Julio-Agosto 2012. Fotos: Patricia Flakstad