Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

El JEMAD visita a los militares desplegados en Iraq, Turquía y Afganistán

27/07/2015 Twitter

El almirante general Fernando García Sánchez  se desplazó, del 21 al 24 de julio,  a Iraq, Turquia y Afganistán para visitar a los militares desplegados en esas zonas de operaciones dentro de los habituales recorridos que realiza por las misiones en el exterior.

El jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), estuvo acompañado por su homólogo portugués, general Artur Neves Pina Monteiro, quien aprovechó para visitar al contingente portugués que trabaja junto a los españoles en la formación del Ejército iraquí.

También viajó el comandante del Mando de Operaciones, almirante Teodoro López Calderón y una representación de los Ejércitos y Guardia Civil.

La visita comenzó en Bagdad, donde llegó el T.18 'Falcon' del Grupo 45 del Ejército del Aire. Allí visitaron la Unidad de Operaciones Especiales (SOTG) destacada en Bagdad para, desplazarse en un helicóptero 'Black Hawk' a la base 'Gran Capitán' en Besmayah.

Al día siguiente, la jornada comenzó con una visita a las instalaciones de la base.

A continuación, se dirigieron al 'Besmayah Range Complex' (BRC), para presenciaron diferentes ejercicios realizados por personal español, portugués, norteamericano y también iraquí.

En el BRC fueron recibidos por el general iraquí Abbas Fadhill Saheb Al-Hemairy, jefe del complejo, con quien luego mantuvieron una entrevista.

Ya de regreso en la base española, los generales mantuvieron una reunión en la que el coronel Romero les actualizó los últimos acontecimientos, y al que se unió el embajador de España en Irak, José María Ferré de la Peña.

Durante el almuerzo, los visitantes tuvieron la oportunidad de departir con el personal del contingente allí destinado.

El JEMAD, el embajador Ferré y los generales Ruiz de Gordoa (DIGENPOL), Espinosa (Guardia Civil) y Gracia (Ejército del Aire) se desplazaron después al estudio de radio 'Santa Teresa', con el que cuenta el contingente por cortesía de Radio Nacional de España para participar en un programa de radio emitido en directo para el personal desplegado en la base.

Por la tarde la comitiva visitó la escuela EOD del Ejército Iraquí, en la que los ingenieros se adiestran en la lucha contra los artefactos explosivos improvisados (IED), una de las armas más utilizadas por el enemigo.

De nuevo en la base, en la Plaza de España tuvo lugar un solemne acto de arriado de las banderas portuguesa y española, seguido de un homenaje a los caídos.

Para finalizar el día,  la comitiva compartió con el contingente hispano-luso una cena de despedida, que el JEMAD aprovecho para dirigirse a los presentes.

Tras ella, embarcaron en el helicóptero que les esperaba para continuar su viaje hacia Turquía, donde visitaron al contingente español perteneciente a la Unidad de Artillería antiaérea 'Patriot' que proporciona seguridad antimisil a esa zona.

En Incirlik, el JEMAD español, después de despedir a su colega portugués quien regresó a Lisboa, se desplazó a la zona de despliegue de la Unidad en Sakirpasa, donde fue informado de la actualidad de las operaciones.

El almirante García Sánchez tuvo la ocasión de visitar y conocer en profundida el 'Battalion Operation Center¡' (BOC) y la 'Engagement Control Station' (ECS) desde donde se ejerce el Mando y Control de las operaciones antiaéreas.

Tras una foto oficial con el contingente, se dirigieron a la base aérea de Incirlik para visitar la  'Patriot Village', zona en la que viven los artilleros españoles.

Finalizada esta etapa, la comitiva se desplazó en el 'Falcon' a Herat, en Afganistán, donde concluiría este viaje.

En la base aérea de Herat, donde 437 militares españoles están integrados en la operación Resolute Support de la OTAN, el JEMAD se dirigió a la Plaza de España para fotografiarse con los militares españoles.

Tras un recorrido por el campamento español, el almirante García Gonzáles saludo al comandante del TAAC West, el general italiano Risi.

Posteriormente, mantuvo una reunión con el jefe de contingente español quien le contó las últimas novedades de la operación.

 Para finalizar, la comitiva compartió la cena con todos los militares españoles a los que el JEMAD dirigió una alocución, exhortándoles a continuar con el excelente trabajo que desde hace años las Fuerzas Armadas españolas desarrollan en Afganistán en beneficio de su pueblo.

Tras firmar en el libro de honor, ya entrada la noche, el grupo regresó a España, donde llegaron sin novedad en la madrugada del 24 de julio.