Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

Guzmán el Bueno, una “Brigada diez”

27/12/2018 Twitter Artículo de la Revista Española de Defensa nº 356

A pocos kilómetros de Córdoba, apenas 20, se encuentra una de las instalaciones militares más extensas de España. En plena sierra, donde los paisajes son más verdes y la temperatura más fría, donde muchos cordobeses se refugian en verano para sobrellevar los más de 40 grados de la capital, está la base militar de Cerro Muriano, sede del grueso de la Brigada Guzmán el Bueno X, una de las brigadas orgánicas polivalentes del Ejército de Tierra.

Sus cerca de 40.000 hectáreas, a caballo entre la pedanía que da nombre a la base y la localidad de Obejo, incluyen un campo de maniobras y tiro con tantas posibilidades de entrenamiento que no solo utilizan los más de 3.000 hombres y mujeres de la Guzmán el Bueno. Muchas otras unidades del Ejército de Tierra, del Aire y de la Guardia Real se instruyen en estas instalaciones de manera habitual.

Lo primero que salta a la vista nada más entrar en la base es el continuo movimiento de vehículos y militares. Se mire donde se mire, se tiene la sensación de estar frente a una unidad fuerte, bien equipada y muy preparada. Mientras unos revisan y reparan carros de combate o piezas de artillería, otros practican el tiro; al mismo tiempo que un grupo de logística se evalúa en un ejercicio de topografía, otro conduce a los carros de combate Leopardo y los vehículos Pizarroal campo de maniobras para ejercitarse.

Mientras algunos se instruyen en el simulador de la torre del Leopardo, otros lo hacen en los VBS2, Victrix o Steel-Beats. Todos parecen saber lo que tienen que hacer en cada momento; la imagen de profesionalidad es total.

Artículo completo
 

Más Info

  • Guzmán el Bueno, una “Brigada diez”